Aloha from Hawaii: Elvis en estado puro

elvis_coverFue uno de los grandes hitos mediáticos de todos los tiempos. El concierto ofrecido por Elvis Presley en el Honolulu Internacional Center Arena de Hawaii aquel histórico 14 de enero de 1974, marcó un importante avance en la tecnología de las transmisiones en directo al convertirse en el primer espectáculo musical televisado a nivel masivo. En Europa se vio un día más tarde, pero en Estados Unidos tuvieron que esperar hasta tres meses por no hacerlo coincidir en su momento con la celebración de la Super Bowl. Fue, en ese momento, el evento más caro del mundo con un coste total de 2.5 millones de dólares. Demasiado dinero, por supuesto, bien invertido.

La emisión en directo vía satélite del recital, llegó a convocar a 1.500 millones de espectadores frente a las pantallas de 40 países; algo impensable, nunca visto y sorprendente para la época que logró récords absolutos de audiencia en Australia, Korea, Japón y Filipinas. A principios de febrero, el doble disco editado con el concierto íntegro ya estaba en las tiendas debutando rápidamente en la lista Billboard con la nada despreciable cifra de medio millón de copias despachadas en sus primeras semanas; y como era de esperar, tres meses más tarde, “Aloha from Hawaii via Satellite” alcanzó el número 1 con el reconocimiento de 5 discos de platino y un año entero de permanencia entre los más vendidos. Es importante recordar que la primera edición fue presentada en el novedoso sonido cuadrafónico (precursor en los 70 del 5.1) y posteriormente llegó al mercado su correspondiente versión en stereo.

elvis_alohaElvis, en un momento inmejorable de su carrera, interpretó a la perfección los mejores temas de su repertorio, pletórico e inmutable ante la presión que para cualquier otro artista hubiera supuesto actuar ante casi un billón de personas. Sonriente, disfrutando cada canción, seguro de sí mismo, cómplice en todo momento con el privilegiado público asistente a la gala, brilló con luz propia llenando la pantalla con su poderosa presencia. El elegante traje blanco decorado con pedrería lucido en el recital, pertenece ya a la legendaria historia del rock y sigue siendo uno de los más buscados por los mitómanos turistas que diariamente visitan Graceland.

Y ahora, apagad las luces de la sala, subid el volumen y pulsad “play” para disfrutar del concierto íntegro. Sin ninguna duda, junto a “Comeback Special ‘68”, “Elvis on tour” y “Elvis. That’s the way it is”, esta es la actuación que completa el poker de ases imprescindible del Rey del rock and roll, absolutamente imprescindibles para llegar a comprender por qué, después de tantos años, sigue emocionándonos su simple presencia grabada en documentos de tanto valor histórico como “Aloha from Hawaii via Satellite”.

SET LIST:

1. “Also Sprach Zarathustra”
2. “See See Rider”
3. “Burning Love”
4. “Something”
5. “You Gave Me a Mountain”
6. “Steamroller Blues”
7. “My Way”
8. “Love Me”
9. “Johnny B. Goode”
10. “It’s Over”
11. “Blue Suede Shoes”
12. “I’m So Lonesome I Could Cry”
13. “I Can’t Stop Loving You”
14. “Hound Dog”
15. “What Now My Love”
16. “Fever”
17. “Welcome to My World”
18. “Suspicious Minds”
19. “Introductions by Elvis”
20. “I’ll Remember You”
21. “Long Tall Sally” / “Whole Lotta Shakin’ Goin’ On”
22. “An American Trilogy”
23. “A Big Hunk O’ Love”
24. “Can’t Help Falling in Love”

JULIO JESÚS TÉBAR


 

Tagged , . Bookmark the permalink.

13 Responses to Aloha from Hawaii: Elvis en estado puro

  1. César says:

    Para mí, junto con el Comeback Special del 68, el mejor concierto de Elvis. Sin duda.

  2. Carlos Aranda says:

    ¡Sublime! He visto todo el concierto sin pestañear. Elvis forever.

  3. Remedios Salvador says:

    La imagen de este concierto, con ese traje blanco del que hablas en tu magnífico artículo, es un icono del rock. “An American Trilogy” me ha puesto los pelos de punta. Elvis está aquí impresionante. Excelente, Julio.

  4. Antonio says:

    The King!! El mejor artista que ha dado la historia del rock and roll en uno de sus mejores conciertos. Lo he visto un millón de veces y lo he vuelto a ver entero en tu artículo. Muy bueno, Julio. Abrazos, amigo!!

  5. Mateo Gómez says:

    Digo lo mismo que Remedios. Tengo los pelos como escarpias después de escuchar el concierto, sobre todo cuando ha sonado “Can’t help falling in love”, una de mis favoritas. En una hora no le daría tiempo a cantar todas, pero he echado de menos “Jailhouse rock”. Las demás, para mi gusto están.

    • Julio Jesús Tébar says:

      Estoy de acuerdo contigo, Mateo; así que aquí te dejo “Jail House Rock” en otro concierto histórico. El legendario Comeback Special de 1968 al que hago referencia en el artículo y al que dedicaremos otro especial dentro de poco, porque sin duda lo merece. Aquí puedes ver al gran Elvis, enfundado en su también mítico traje de cuero negro, relanzando su carrera al finalizar el servicio militar y encontrarse con un drástico cambio en el panorama musical. Espero que lo disfrutes. Muchas gracias.

  6. Kike says:

    Concierto para la historia, sin ninguna duda. Imperdonable que no lo haya visto antes, pero lo he visto ahora en tu artículo y me he quedado alucinado. Ahora entiendo mejor lo de The King. No había ni hay otro igual a Elvis.

  7. José Joaquín García says:

    Elvis es el artista más grande que ha dado la historia de la música. Sólo hay que ver este concierto para entenderlo. Gran artículo. Saludos desde Gijón.

  8. José Martínez says:

    Un lujo de artículo para conocer o volver a disfrutar un concierto que marcó un punto importante en la carrera de Elvis. Para mí, grabado en su mejor etapa. Los temas gospel ponen los pelos de punta. He vuelto a verlo entero.

  9. Javi says:

    Para mi, el mejor concierto de Elvis. No hay duda.

  10. Irene says:

    Impresionante actuación del REY. No habrá otro como él.
    Este es el artículo más completo que he visto nunca sobre este histórico e irrepetible concierto. Un beso, Julio.

  11. Juanjo Martínez says:

    Tiene de todo. Rock & Roll, Blues, Gospel… Repasa toda las etapas de Elvis y por eso es un concierto imprescindible que todo amante de la buena música debería ver por lo menos alguna vez en su vida.
    Enhorabuena, Julio. Te has currado un especial impresionante. He aprendido mucho leyéndolo. Un abrazo desde Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.