Nathan Testa vuelve a cantar con Springsteen

Es australiano, tiene 15 años y por segunda vez cumple el sueño de cantar con Bruce Springsteen.

Plásticos a 45 [22/02/2017]

Aunque Bruce Springsteen suele invitar al escenario a algunos privilegiados admiradores en cada uno de sus conciertos, son muchos los que sueñan con la irrepetible experiencia de cantar junto a su ídolo ante miles de personas. El australiano Nathan Testa, con solo 15 años, ha tenido la suerte de vivir ese momento en dos ocasiones; la primera hace cuatro años y la segunda el pasado jueves, 16 de febrero, durante la celebración de un show en Brisbane.

Situado en las primeras filas, Testa llamó la atención de Springsteen al mostrar una pancarta con la inscripción: “Missed school. In the shit now. Can play ‘Growing up” with you?” (He faltado al colegio. En la mierda ahora. ¿Puedo tocar Growing Up contigo?).

Al leer el texto, el músico preguntó al adolescente si conocía los acordes del tema y, ante la sorpresa de todos, le invitó a subir para interpretar juntos el tema elegido a la guitarra.

Nathan comenzó a cantar “Growing Up” y Springsteen terminó haciéndole los coros. A mitad de canción, el rockero contó una divertida anécdota recordando su primera guitarra: “Me di cuenta de que no se trata de lo bien que toques, sino de lo bien que se te vea tocando. Me planté ante el espejo y probé unas cuantas poses”, dijo imitando algunas posturas ante la lógica emoción del público.

Quizá sin saberlo, el rockero de New Jersey estaba cumpliendo la promesa realizada durante un concierto celebrado en Australia en 2013. En aquella ocasión, Nathan Testa, con tan solo 11 años, logró cantar por primera vez junto a Bruce el tema “Waitin’ on a Sunny Day” al destacar entre el público vestido con un vaquero, una camiseta blanca y una gorra roja, emulando la icónica carátula de “Born in the USA”.

De aquella inolvidable experiencia el niño volvió a casa una armónica y su camiseta firmada, además del comentario premonitorio de Springsteen: “Volveremos a vernos”, e indudablemente, el destino así lo ha querido.


 

Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.