Born in The U.S.A. cumple 30 años

cover_bruceBorn in the U.S.A. cumple 30 años. El séptimo disco de Bruce Springsteen, su mayor éxito comercial con 15 millones de copias vendidas sólo en Estados Unidos y 30 en todo el mundo, celebra tres brillantes décadas a golpe de batería, sintetizadores y Fender Telecaster.

El álbum que marcó el regreso al rock del cantautor tras la publicación del íntimo Nebraska, será siempre recordado por su comprometido contenido crítico. Y es que si Born to run (1975) era alegre y optimista, Born in the U.S.A dejaba claro desde el primer momento una extraña sensación de angustia y desencanto a pesar de sus pegadizas melodías flotando sobre ritmos potentes. Es por ello por lo que podríamos definirlo como la brillante continuación de Nebraska, pero con otro planteamiento bien diferenciado a través del inconfundible toque enérgico ofrecido por los miembros de la E Street Band.

La BBC definió los 12 cortes del disco como el mejor conjunto de canciones de toda la historia del rock mediante una encuesta organizada entre los seguidores de la cadena. Sin embargo, la famosa pieza que le da título, aún sigue admitiendo malas interpretaciones por parte de quienes ven en ella un mensaje radicalmente opuesto al que quiso transmitir Springsteen. En contra de lo que muchos piensan, “Born in the U.S.A.” no es ni mucho menos un himno patriótico dedicado a ensalzar los valores del país, sino una feroz crítica a la situación de los ciudadanos norteamericanos con la guerra de Vietnam como telón de fondo.

lightofdayEl single fue encargado por el cineasta Paul Schrader para una película en proyecto que inicialmente debía ser estrenada como Born in the U.S.A; aunque finalmente, tras sufrir un considerable retraso de producción, el film cambió su denominación a Light of day (en España llegó a los cines como Rock Star). A Bruce le gustó tanto el primer título que decidió adoptarlo tras regalarle a Schrader otra canción centrada en la búsqueda de la felicidad dentro de las circunstancias difíciles que ofrece la vida: “(Just around the Corner to the) Light of day”, interpretada en la película por sus propios protagonistas, Joan Jett y Michael J. Fox, como miembros de la banda ficticia The Barbusters.

Se cuenta que el toque psicodélico de la primera versión de “Born in the U.S.A.” proyectada para el álbum, obligó al rockero de New Jersey a cortar ocho minutos con la intención de hacerla más comercial y fácil de escuchar. Los miembros de la E Street Band la definían como una jamm session casi improvisada y de intensidad absoluta. Sin embargo, el origen de todo fue una versión acústica -recuperada en el box-set Tracks, de 1998- surgida de las distintas sesiones organizadas para el mencionado disco Nebraska. Esta interpretación, más fiel al mensaje original, desnuda como el alma de un blues, ha sido recuperada con bastante frecuencia en sus más importantes giras. Y ahí esta él y nadie más que él… con la única compañía de una guitarra acústica tocada con la técnica del slide o bottleneck, en el mismo centro del escenario y dando vida a la versión más sentida y desgarradora que puede escucharse de todo un clásico. Música en estado puro. Simplemente Bruce.

La compañía Chrysler ofreció a Springsteen la nada despreciable cifra de 12 millones de dólares de la época por usar esta canción como fondo en sus campañas comerciales, sin embargo el autor se negó rotundamente. Quien sí supo aprovecharse de ella, fue el partido republicano de Ronald Reagan en su campaña de reelección; algo que estaba en todo momento fuera de lugar teniendo en cuenta el mensaje para la clase pobre y trabajadora que transmite la letra.

“El futuro de Estados Unidos reside en miles de sueños dentro de vuestros corazones, reside en el mensaje de esperanza que transmiten las canciones que tantos jóvenes estadounidenses admiran: las canciones del artista de Nueva Jersey, Bruce Springsteen”, decía Reagan en un mitin organizado en Hammonton, con la estatua de la Libertad al fondo, en septiembre de 1984. Sin embargo, ni el Presidente ni sus asesores supieron interpretar correctamente el fondo ni la visión real del protagonista: un ciudadano al que es negado el trabajo después de haber luchado por su país en Vietnam y llorar la muerte de un hermano en la contienda. Por ello, mira con rabia la indiferencia de su país y lamenta el hecho de haber nacido en los Estados Unidos de América.

A Bruce no le hizo demasiada gracia el mensaje de Reagan y decidió responderle a su manera, con una serie de discursos improvisados desde su privilegiada tarima de orador y ante miles de seguidores entregados a su música en directo. Pero sobre todo, desahogaba su rabia con las potentes versiones de temas como “Johnny 99”, cuya letra cuenta lo que es capaz de hacer un hombre al perder su trabajo.

La famosa portada del álbum también dio mucho que hablar con interpretaciones tan disparatadas como sorprendentes. Algunos, incluso, fueron más allá al ver en ella una burla, asegurando que el rockero se encontraba miccionando sobre la bandera estrellada. Lo único cierto es que el trasero de Springsteen, fotografiado por Annie Leibowitz en sus Levi’s 501 con una gorra de baseball asomando del bolsillo, se convirtió en uno de los mayores iconos del rock y aún lo sigue siendo tres décadas después. 

borncdEs incuestionable la calidad y el éxito de un disco que ha hecho historia, no sólo por haber abierto las aguas en la trayectoria musical de Springsteen, sino también por otros aspectos menos conocidos. El primer título digital que CBS y Sony fabricaron en su planta de Indiana (hasta entonces los discos compactos eran importados desde Japón), fue precisamente Born in the U.S.A, convirtiéndose por ello en el primer CD manufacturado en Estados Unidos. Dicen que llegó a despachar un millón de unidades en sólo 50 horas y la revista Rolling Stone lo situó en el número 5 de los 100 mejores álbumes de los años 80.

Otros temas clásicos, de presencia obligada en cada uno de los conciertos ofrecidos por Springsteen, son: “No Surrender”, criticando a un país que acababa de pedir un rescate bancario; “Cover me”, compuesto inicialmente para Donna Summer; “My hometown”, denunciando los problemas raciales y económicos de su ciudad natal; y por supuesto “Dancing in the dark”, convertido en el primer éxito comercial del álbum y en uno de los favoritos de Jon Landau. El mítico videoclip del single, cuenta con la participación de una jovencísima Courteney Fox bailando de forma espontánea sobre el escenario durante un concierto. Desde entonces, esta es la canción donde se suele pedir la participación de alguna fan privilegiada en cada actuación.

Han pasado 30 años y Born in the U.S.A. sigue más vivo que nunca, sonando con la misma fuerza del primer día; demostrando que tres décadas después, Springsteen es el mismo artista comprometido con las injusticias y problemas sociales. Desde su púlpito y ante su grupo de fieles, el predicador del rock transmite su particular mensaje con inagotable talento y energía. Es el número 1. Pero eso… bien merece un artículo aparte.

JULIO JESÚS TÉBAR


Etiquetado , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

13 Respuestas a Born in The U.S.A. cumple 30 años

  1. Miguel dice:

    Impresionante recorrido por uno de los mejores discos de “The Boss”, lleno de datos curiosos e información que no conocía. Es muy bueno, Julio!!

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Muchísimas gracias, Miguel. Me alegra saber que este pequeño repaso a la historia de “Born in the U.S.A” te ha sido útil para conocer un poco mejor esta joya del rock y de la extensa discografía de Springsteen. Saludos.

    • Chelo Llera dice:

      Siempre me ha gustado Bruce Springsteen, hace unos días vi un documental sobre él con muchas anécdotas de los conciertos, de las letras de las canciones y de su vida, la verdad es que reforzó la buena imagen de artista y persona que tenia de él. No es solo su música o las letras… es como la transmite y hace que sientas que son parte de tu historia.

  2. Salvador Martínez dice:

    El perfecto homenaje a uno de los mejores discos en la carrera de Bruce Springsteen y también de toda la historia del rock. Es un icono, como dices en el artículo. Saludos desde Castellón.

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Un millón de gracias, Salvador. Te lo agradezco muchísimo… y bienvenido a nuestro club de amigos.

  3. Paco Morales Susi dice:

    Fantastico Julio!!!
    Para los que nos gusta Bruce pero no somos tan especialistas en el tema nos has dado una magistral clase. Felicidades!!!!
    Por cierto sabes que hay una canción de Revolver que empieza casi de la misma manera que el acústico de Born in the USA que has puesto en el articulo??

    Felicidades BOSS!!!!!

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Tienes razón, Paco. Aunque ya se sabe que las comparaciones son odiosas, siempre se ha dicho que Carlos Goñi es el Springsteen ibérico. Jejeje. Es más… supongo que para él será un gran honor, porque siempre se ha declarado fan absoluto del rockero de New Jersey. Además, recuerdo muchos conciertos de Revolver cerrando con el medley “Twist and shout / La Bamba”, tal y como acostumbraba a hacer Springsteen. Y ahora que hablamos de ello… échale un vistazo al siguiente vídeo.

      Muchas gracias por la visita y por tu comentario, figura.

  4. Herm, dice:

    ¡¡ Coño…. Julio !! mira si te conozco desde hace años, aún así, no dejas de sorprenderme cada vez que leo algún artículo tuyo. Genial. siempre recordaré aquél concierto al que asistimos, junto a Carlos, de Bruce en Gijón. Inolvidable. (termino con otra admiración) ¡¡ Sí, Viva Bruce…!!

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Uffff… Vaya conciertazo el de aquel histórico 15 de Mayo de 2003 en El Molinón. Tremendo e inolvidable, como bien comentas. ¡Cómo disfrutamos ese día! Es que Bruce es mucho Bruce. Por cierto… escucha cuando puedas esta versión en directo de “Kitty’s back”, casi improvisada, de 16 minutos de duración. Es prácticamente como una jam session en la que Springsteen ejerce de director de orquesta coordinando brillantemente a toda la banda; una master class que cualquier músico debería ver y vuelve a demostrar que no hay otro como él.
      Un saludo, amigo… y muchas gracias por tu amable comentario.

  5. Fina Alvarez dice:

    Excelente artículo!!!

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Muchísimas gracias siempre por tu incondicional apoyo, Fina. Me alegra infinitamente que te haya gustado. Besos!!

  6. Vaya pedazo de articulo que te has marcado amigo Julio Jesús, hablar de “el Rey Bruce” casi nada… Es muy bueno y repleto de datos. Felicidades.!!

    • Julio Jesús Tébar dice:

      Te lo agradezco mucho, Jesús. Me hace una ilusión tremenda saber que es de tu agrado, así que te regalo una brillante interpretación en directo de “American land” ante 50.000 personas en el londinense Hyde Park. Dale caña porque, sin duda, te gustará.
      ¡Un saludo y muchas gracias!