Muere Lou Ottens, el padre de las cintas de cassette

El inventor de las famosas cintas de cassette, Lou Ottens, falleció el pasado 6 de marzo a la edad de 98 años.

El ingeniero neerlandés Lodewijk Frederik “Lou” Ottens, inventor de las famosas cintas de cassette, falleció el pasado 6 de marzo, según informó el medio nacional NRC Handelsblad.

Nacido en 1926 en el núcleo una familia humilde, mostró desde edad muy temprana tanto interés por la tecnología que fue capaz de construir su propia emisora de radio para comunicarse con su familia durante la Segunda Guerra Mundial. Pero la verdadera genialidad llegó años después al plantear un nuevo formato de reducido tamaño destinado a la reproducción musical accesible. Su proyecto consistía en unir dos carretes dentro de una carcasa de plástico con una cinta magnética circulando a 4,76 centímetros por segundo

En la década de los 60, Ottens trabajó en la empresa Hasselt, de la propiedad de Endhoven Philips. Fue allí donde dirigió a un equipo de 40 personas para desarrollar la mítica cinta de cassette. El invento fue presentado en 1963 en la Feria IFA de Berlín antes de iniciar su producción masiva en Alemania. Dos años después empezó a comercializarse en toda Europa y en 1969 las cintas aterrizaron en el mercado estadounidense de la mano de la discográfica The Mercury Record Company, propiedad de la propia Phillips, con una primera tirada de 49 títulos editados en este innovador formato. Se empezaba a marcar el futuro de todo el sector. 

El invento definió a toda una generación. Las cintas magnéticas compactas se convirtieron en imprescindibles a la hora de disfrutar la música en cualquier momento y lugar, sobre todo con la aparición del mítico Walkman en 1979. La incorporación de cintas de dióxido de cromo que reducían considerablemente el ruido de fondo o las comercializadas en 1974 por la empresa japonesa Maxell, fabricadas con cintas vírgenes que permitían grabar contenido, ofrecieron un importante impulso en el mercado doméstico que abrió aún más sus posibilidades de uso.  

El principio del fin para la cinta de cassette llegó en 1982 con la presentación del Compact Disc o CD, la creación conjunta de las empresas Sony y Philips de la que Ottens también formó parte activa junto a su equipo de trabajo. Hasta ese momento, junto al disco de vinilo, la entrañable cinta de cassette fue el formato más común y usado para el consumo doméstico de música pregrabada en todo el mundo.

Sin embargo, en 2020, según datos de la Official Charts Company, las cintas de cassette respondieron a la moda vintage aumentando sus ventas en un 103% respecto al año anterior. El pop es actualmente el género más vendido gracias a las ediciones limitadas comercializadas con los recientes trabajos de Seconds of Summer, Lady Gaga, Kylie Minogue, Selena Gomez o Dua Lipa.

Aunque el renacer del tradicional formato se sigue desarrollando muy  lentamente, la industria prevé alcanzar las 100.000 unidades despachadas durante este 2021.