Una historia de amor con fondo tecnológico

Si os cuento que un joven utilizó su iPhone para proponer matrimonio a su enamorada novia, pensaréis que esto es lo más normal del mundo y ni siquiera merece una entrada en el blog. Al fin y al cabo, cualquiera de nosotros podríamos enviar un simple mensaje de texto a nuestra pareja con la pregunta: “Churri… ¿te quieres casar conmigo?”. Pero no, este chico no se conformó con eso y quiso ir más allá, currándoselo de verdad en una de las declaraciones más originales y divertidas que hemos visto nunca. Por supuesto, la chica quedó sin habla al descubrir que toda esta historia había sido montada con la única intención de sorprenderla y llevarla al altar. Ya os podéis imaginar su respuesta tras recibir el correspondiente anillo de compromiso: un SI rotundo acompañado de un gran beso para sellar una bonita historia de amor con fondo tecnológico.

Pero… antes de pulsar “play” en el siguiente vídeo, pongámonos en situación:

Chad y Vy planifican disfrutar el fin de semana con una agradable tarde de cine. Eligen la película, entran a la sala, se apaga la luz y empieza lo que parece ser un comercial de Apple en los instantes previos a la proyección. Hasta ahí todo normal. Sin embargo, poco a poco, Vy va descubriendo que esto no es lo que parece. En la pantalla se suceden fotografías y frases que resumen a la perfección su vida con Chad. Y por si eso fuera poco, de fondo aparece una alegre cancioncilla en la que el propio enamorado narra los felices meses vividos juntos. Como no podía ser de otra forma, el montaje llega a su fin con la pregunta: “Vy will you marry me?” y la imagen de un fabuloso anillo que Chad entrega personalmente a la sorprendida chica en el mismo cine.

Desde luego… más emocionante y romántico imposible. Una original petición de matrimonio creada completamente con un iPhone y sus distintas aplicaciones. La tecnología al servicio del amor con una enorme dosis de imaginación y creatividad. Este es el vídeo.

JULIO JESÚS TÉBAR


Tagged , . Bookmark the permalink.

11 Responses to Una historia de amor con fondo tecnológico

  1. Ana Martínez says:

    Es buenísimooooo. Me he emocionado hasta yo, así que imagino la sorpresa de la chica al ver esto en el cine. Desde luego, a mí me preparan esto y me desmayo allí mismo. Un besazo, Julio. Me encanta visitarte en tu blog porque tú tampoco dejas nunca de sorprenderme, como el del vídeo. jejeje. Muuaaakssss, guapo.

  2. Mayte Salvador says:

    Buaaaaa… hay que ver como se lo ha currado el tío. Supongo que la canción también la habrá hecho él mismo con los programas del iPhone, que eso ya es para rizar el rizo. Eso sí es amor.

  3. José Antonio says:

    Sólo hay una palabra para describir este romántico gesto de amor: alucinante. ¡Cómo se lo ha montado el chico! Con esto ya tenía el si quiero ganado. Flipo con la imaginación de la gente.

  4. Maribel Abad says:

    Puesta a soñar, ojalá me pidieran así matrimonio. Eso sí es un chico romántico. Imagino la ilusión con la que lo habrá preparado todo para sorprender a su chica. Todo un caballero. Un beso, Julio. Ya te sigo también por aquí. Fantástico blog.

  5. María López says:

    Es súper curioso, Julio. Escuché la canción cuando la pusiste en la radio hablando de esta historia, pero aún no había tenido tiempo de buscar el vídeo. Gracias por mostrarnos estas cosas. Eres un sol. Muuuuuaaaaa!!!

  6. Javi Murcia says:

    Anda que si le dice que no quiere casarse con él después de todo…

  7. Marta says:

    Pues la canción es pegadiza a más no poder. ¡Qué bonito es el amor!

  8. Paco Bravo says:

    Fueron felices… y comieron perdices.

  9. Marta López G. says:

    Buscando vídeos relacionados, acabo de encontrar el de la boda. ¿Lo has visto, Julio? Aquí te dejo el enlace. Un beso.
    http://youtu.be/kkg1QmL3s5o

  10. Josechu says:

    Steve Jobs estaría orgulloso. Viva el iPhone.

  11. Raquel S. Martínez says:

    Es una de esas historias que nos demuestran que el amor existe. Lo bonito no es sólo el momento en sí, sino la ilusión con la que el chico prepararía todo esto para sorprender a su novia y pedirle que se casara con él. Y además, con una buena canción muy pegadiza. Seguro que se pone de moda. Un besazo, Julio, y gracias por hablar de estas cosas tan curiosas en tu fantástico blog. Muaaakkk!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.